COMPARTE LAS BUENAS NUEvAS

Promesas

Dios es fiel a sus promesas y podemos estar seguros de que las cumplirá. La pregunta es ¿Qué tan importantes son para nosotros y cuánto influyen en nuestra vida?  Reclamemos estas promesas y compartámoslas  con otros  para que las reclamen como suyas también.